A un jornalero

Lírica gracia exorna y ennoblece,

oh proletario, tu mansión mezquina:

el tiesto con la planta florece,

la jaula con el pájaro que trina.

 

Sospechoso el tugurio no parece

cuando hay en él, como señal divina,

el tiesto con la planta florece,

la jaula con el pájaro que trina.

 

¡Lúgubre la morada que guarece

miseria que no luce, por mohina,

el tiesto con la planta florece,

la jaula con el pájaro que trina!

 

¡Siniestro el pobre de que hogar carece

o a su triste refugio no destina

el tiesto con la planta florece,

la jaula con el pájaro que trina!

Díaz Mirón

Tomado de Antología, Fondo de Cultura Económica, México, 1979.