Hilos

Paciencia: así la piedra rompen.
Paciencia: así la muerte esperan.
Paciencia: las noticias maduran.
Paciencia: que la venganza llega. 

Te esperaré –con los dedos anudados-
Así la Soberana espera a su mancebo.
Con paciencia, como la rima esperan;
con paciencia, se les roen las manos. 

Te esperaré –la mirada en la
tierra.
Dientes los labios. Pasmo. Piedra.

Con paciencia, como el placer prolongan.
Con paciencia, como ensartan las cuentan. 

Crujido de trineo; crujido de una puerta.
Estruendo del viento.
Llegó el más alto decreto:
Cambio de reinado: el cortesano vuelve. 

Y la casa:

No es terrestre
pero es mía. 

Marina Tsvietáieva

De Antología poética, Hiperión, Madrid, 1996. Traducción Lola Díaz. Versión Severo Sarduy.