Economía

En los hambrientos Años Treinta
los chicos solían vender sus cuerpos
por una buena comida.

En los Opulentos Sesenta
aún lo hacían
para afrontar los pagos a plazos.

W.H. Auden

Tomado de Gracias niebla, Pretextos, Valencia 1996. Traducción Silvia Barbero Marchena.