Oh, santa pobreza

¡Oh santa pobreza,
dulce compañía,
timbre de nobleza,
cuna de hidalguía:
ven, entra en mi pieza,
tiempo ha no te vía!
Pero te aguardaba,
y austero pasaba
la existencia mía,
¡Oh santa pobreza,
crisol de amistades,
orto de verdades,
venero de alteza y
aguijón de vida:
ven, entra en mi pieza,
seas bienvenida!
Callado y sereno
me hallarás, y lleno
del alto Ideal
que en los rubios días
de mis lozanías,
y ahora, en mi ocaso.
aviva mi paso por el erial.
¡Oh santa pobreza,
dulce compañía:
ven, entra en mi pieza,
tiempo ha no te vía!

Amado Nervo

Tomado de Obra Completa, Conaculta, México, 1987